Manejar el picante

La semana pasada pillamos un taxi para ir al Tec. Desde que subimos, el taxista no hacía más que platicar por la radio mientras manejaba. Resulta que a la centralita se le había estropeado la radio (según sus palabras, se amoló la fuente de potencia) y le habían dado a él instrucciones por teléfono para que transmitiera a sus compañeros. Éstos a su vez harían lo mismo. Esto es lo que los informáticos conocemos como peer-to-peer, pero en versión amolada. Menos mal que poco antes de entrar en la autopista decidió preguntarnos que a dónde íbamos!

Hay que decir que a los mexicanos en general les falta alguna que otra clase de autoescuela. Hay que ver la de barbaridades que se ven por carreteras y autopistas. Pero claro, tiene su lógica: los mexicanos no saben conducir, sino que sólo saben manejar. Aquí la menetérita española hacía su agosto. Bueno, eso si les dejaban los miembros de los mil y pico cuerpos de policía que existen. Aquí llevas tu coche a pintar a un taller y como no te decidas pronto por el color, te descantillas y te lo pintan de Canción Triste de Hill Street con una facilidad pasmosa, con sirena y todo 😦

También fue curioso oír el código usado por los radio-taxistas, parecido al de los polis de la misma serie de antaño: “R13 acuda a 34 para un 11”; “R27 tiene un 11 pendiente con 24” Traduzco (algunos códigos me los invento, que no me dió tiempo a averiguarlos todos 😛 “Taxi R13 acuda a la parada del 34 (la del Tec) para un servicio”; “R27 tiene un servicio pendiente con pago por vale”. Supongo que de la codificación habrán eliminado algunos números, porque el cachondeo con alguna que otra cifra picante puede ser evidente 😉

La sección antojitos mexicanos esta semana no va a poder ser, pues el ataque de Moctezuma me ha hecho estar varios días con arroz, verduras, pollo y gelatinas. Para que veáis cómo son en este país con el picante, a la versión mexicana del típico pollo a la plancha para casos de enfermedad gastrointestinal le echan pimienta, que como Cuervo Loco, pica, pero pica poco 😛

Hablando de picante, aún estoy por descubrir algún significado oculto en azteca de dicho término, porque resulta que hay un programa deportivo de la televisión azteca, de nombre “fútbol picante” y, la verdad, sólo se ven tíos en calzonas corriendo detrás del balón, algo contradictorio con el nombre del programa 😉 Menos mal que lo veo porque me gusta el fútbol 😀

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s